DESPERTANDO ZOOMBIES

 

Dado que no puedo resucitar a los muertos…, me he planteado resucitar a los vivos.

Estoy cansado de ver tanto zoombie por las empresas y en general por la vida. Se que nos aterrorizan, pero ayudémosles a entender que su vida puede ser mucho más excitante si cambian su manera de verla, su manera de sentirla.

Cierto que hay personas que no desean que su vida sea excitante, cierto que hay algunos que deciden transitar como muertos vivientes ,en hora punta por una estación de tren o de metro. Cierto que hay algunos que necesitan poca adrenalina en su cuerpo…, ¿pero tantos??. ¿No os parece que son muchos?.

¡Yo no puedo creerlo!. Algo está sucediendo en sus entornos que les está “chupando” su vida.

Creo que todos aquellos que disfrutamos y que nos sentimos excitantemente vivos debemos ayudarles. Debemos buscar ese antídoto para que vean todo lo que se están perdiendo.

Mario Benedetti nos dió la respuesta para ello. Él dijo en una ocasión: “Cuando crees que sabes todas las respuestas, la vida viene y te cambia las preguntas…”. Qué maravilloso, salir de lo que crees que controlas. Salir para mejorar continuamente.

Formulemos a esos zoombies preguntas inteligentes que les hagan plantearse otras respuestas…, esas que todavía no conocen y que les harán mucho más vivos.

Esa es la auténtica esencia de la educación, hacer, hacernos preguntas que nos hagan buscar nuevas respuestas. Y querid@s la educación es como una erección, cuando la tienes los demás te la notan… Por lo tanto reconocerás claramente si estás educando o no…, si estás educándote o no…

Yo me he planteado, ya hace tiempo, resucitar vivos, provocar erecciones…, resucitarme y excitarme…

Allá ustedes lo que quieran hacer con sus vidas. Allá ustedes cómo quieran pasar por este maravilloso viaje que es vivir… Yo quiero hacerlo como un viajero, hablando con la gente, intrincándome en los lugares autóctonos, comiendo en restaurantes de mantel de cuadros, no en restaurantes de la guía Michelin…, o comiendo un buen asado en casa de amigos…, incluso, en ocasiones, corriendo riesgos en países desconocidos.

No desperdicien su viaje: vivan y hagan vivir

ANGELES FREELANCERS

img_8699

Cuando educas a una persona, puedes cambiarle la vida; pero cuando educas a muchas, puedes cambiar el mundo.

En mi estancia en Uruguay, Argentina y Lima, desde dónde vuelo en estos momentos de nuevo a Argentina, he tenido la fortuna, el placer de trabajar con gente del mundo de la educación y con gerentes de las áreas de desarrollo de personas. Estoy convencido que si cada uno de nosotros intentamos trascender en la vida de las personas que tenemos a nuestro alrededor, vamos a dejar un mundo mucho mejor a nuestros hijos y a nuestros nietos que el que nos entregaron.

Tengo la percepción de qué en este mundo las personas comprometidas parecen personas subversivas (quisiera creer que soy una persona comprometida). Tengo la percepción de que el sistema nos quiere más infantiles, más vulnerables y más manipulables. Nos subimos a las modas y al pensamiento general, eso que los anglosajones llaman mainstream de un modo acrítico. Aceptamos con excesiva facilidad lo que circula por los medios, por la sociedad, por las redes sociales; una manera de vestir o como yo mismo ahora…, dejándome esa media barba que siempre consideré me “hacía un poco sucio”…, pero como es la moda…

Pensemos que nuestro paso por la vida tiene que tener un sentido y que podemos hacer mucho por los demás (desde la humildad no desde la vanagloria). ¿Qué os parece si nos considerásemos ángeles freelancers?. (por supuesto estoy hablando en sentido figurativo).

El escritor argentino Jorge Luis Borges nos dejó una obra de arte cuando nos dijo: “cada persona que pasa por nuestra vida es única. Siempre deja un poco de si y se lleva un poco de nosotros. Habrá los que se llevarán mucho, pero no habrá de los que no nos dejarán nada. Esta el la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por casualidad”.

La madurez, por no decir la vejez…, creo que me ha aportado la empatía que me faltaba de joven. Creo que respeto más a las personas y no voy por la vida (espero) diciendo que tengo la razón. Sin embargo, seguramente por mi doble personalidad de géminis, estoy en la continua búsqueda de aparentar ser joven, tengo curiosidad por la vida y el deseo de seguir lidiando con lo amargo y lo decepcionante. A veces la gente que envejece, algunos de ellos, cree que lo sabe todo. Yo quiero seguir creciendo. La curiosidad es una técnica mucho más eficiente que el lifting.

Cuando nuestra vida se basa en los halagos que recibimos tenemos un serio problema. Me aterra mi ignorancia, esa que me abordará si no soy curioso y considero que tengo éxito. Estoy hablando de éxito en término de valores. Cuanta gente hay que tiene un auténtico éxito como profesional y tiene un enorme fracaso como persona.

Lo más importante es ser honrado con uno mismo y en nuestro diálogo interior, comprobar que no estamos intentando manipular a nadie…

Cuando educas estás dando amor. Te das cuenta de que cuando más amas más fuerte eres.

 

 

LA VIDA VUELA: SIÉNTELA

IMG_8171

Si crees que la vida en familia que tienes ahora, la tendrás para siempre, tal vez debas prestar atención a los días comunes, esos que comienzan con cereales y terminan viendo películas.

Entre ellos están los días en que mis hijos Andrea y Ricard juegan con Ura y Lagún, nuestros perros, comen cochinadas poco nutritivas, y se pelean a gritos entre ellos…, y con nosotros. Locuras en nuestra cama saltando y gritando…, eso… con 19 y 22 años…

Cuando Ricard lloró en la puerta del supermecado por un huevo kinder, pensé que siempre lloraría al separarse de mí…, hoy está en Vietnam con Ari y no creo que se acuerde mucho (afortunadamente)… C’est la vie.

Antes los problemas nos parecían enormes; las alergias, el partido perdido, peces y hamsters que morían uno tras otro. Pero en general, el mundo en que vivíamos y la familia que construimos, hizo sentir que la infancia era sólida y duradera.

Lo más bello de esa etapa fue mecerlos en mi regazo, tanto a Ricard como a Andrea, aunque ella no se dejase con frecuencia…y eso que siempre te decían: “Las niñas son más del padre”: Ja,ja, ja…, ¡¡com t’estimo Andrea!! ,oliendo a talco y a cabello recién lavado. El beso y el cuento antes de dormir. Dejarlos en su habitación por tan poquito tiempo, por que siempre amanecían en la nuestra.

Todas las etapas llegan a su fin. La pelota deja de volar por el jardín. Los juegos de mesa se llenan de polvo, la puerta de sus habitaciones siempre abierta de pronto un día: se cierra. Un día al cruzar la calle estiras tu brazo para alcanzar sus manitas y ellos caminan un par de pasos atrás, pretendiendo no conocerte, ensimismados en su mundo.

Has entrado a un nuevo territorio llamado adolescencia. Tus hijos se ha transformado en personitas jorobadas sobre una computadora o sobre un Smartphone. Te preguntas si lo estás haciendo bien, pues ya no hay marcha atrás.

Las advertencias y consecuencias ya no funcionan. Las charlas de sobremesa se dilatan cada día más en el tiempo. Haces lo que puedes y como puedes. Tratas de no hacer muchas preguntas. Tratas de obtener todas las respuestas. Te asomas por la terraza a ver la fiesta que tienen organizada con sus amig@s junto a la piscina (¡cómo me gusta que así sea!). Aprendes a mandar whats  con textos como los suyos…, incluso con alguna falta de ortografía: ¡Horror!!!. Tus noches de sueño ahora son noches de alerta. Te haces experto en leer entre líneas, en interpretar miradas, en determinar olores.

Ahora Ricard y Andrea no necesitan que les preparemos la leche, ni que les subas la cremellera de la chaqueta: necesitan tu confianza.

Te recuerdas a ti mismo, que habrá que dejarlos ir y practicas el arte de vivir el presente. Saboreas cada minuto que tienes, aquí y ahora, cenando con tu familia y diciendo buenas noches en persona. Das el beso en la mejilla, aunque parezca que ya no les gusta.

No podemos cambiar el crecimiento de nuestros hijos, pero podemos cambiar nuestra actitud ante ello, en vez de decir lo que deberían corregir, piensas en lo superado y logrado por cada uno, por que en cualquier momento vas a estar abrazando a tu pequeño de más 1.80 metros de estatura y a tu pequeña mujercita y lo harás de puntitas para decirle al oído que lo extrañarás mientras hace su Erasmus en Río de Janeiro o Estocolmo.

La casa tiene una nueva clase de silencio. Nadie te pide que lo lleves a ningún lado.

Entonces miro a Marga, sentada en el sofá, que de pronto se hubiese hecho muy grande para dos…, de no ser porque Lagún y Ura lo ocupan… y nos preguntamos: ¿cómo es que todo pasó tan de prisa?.

Me apasionan las fotografía, es más aburro a mi familia fotografiándoles y sin embargo los recuerdos que más deseo atesorar; los que desearía volver a vivir, son los momentos que nunca pensé en fotografiar.

Tal vez ,preparando la maleta para mi viaje de un mes a Latam: Argentina, Brasil, Perú, Uruguay, disfrutando de mi trabajo, me entra añoranza…

 

 

POLÍTICOS OLÍMPICOS

CEJt8XmWEAApUek

Los políticos pasa olímpicamente de los ciudadanos. Imagino que debe ser bastante común a nivel mundial, pero yo tan sólo puedo hablar de los que tengo más cerca. Si cinco son los anillos olímpicos, cinco son los que nos tienen paralizados en estos momentos…, Rajoy, Sánchez, Iglesias, Rivera y Garzón. Creo que se han equivocado puesto que deberían haber ido a los Juegos Paralímpicos…, por sus deficiencias sensoriales, de entrada sordos están todos para escuchar lo que la ciudadanía les está diciendo. Ciegos, puesto que no ven  que les estamos pidiendo que se pongan de acuerdo…, y tienen atrofia muscular que les impide tener cintura para gobernar  en una sociedad no monolítica sino diversa, dónde las discrepancias y los conflictos son necesarios para avanzar, abordarse con frescura intelectual y sin egos.

Tal vez si en lugar de participar en deportes individuales se planteasen haberse presentado a estos Juegos en Equipo algo mejor les hubiese ido a ellos y al medallero nacional…

El Bolt Rajoy gana sin despeinarse y parece que se ríe de sus adversarios al llegar a la meta, mirándo al tendido y a los fotógrafos. El Phelps Sánchez a punto de jubilarse… El Nadal Rivera danto golpes a derecha e izquierda… Purito Iglesias y Valverde Garzón dando pedales…, pero les viene una “pájara” y desaparecen de la carrera.

¿Y si se planteasen un poquito más de Liderazgo femenino?. La catalana Mireia Belmonte y la vasca Maialen Chourraud con sendos oros y la leonesa Lidia Valentín con su bronce en halterofilia están pasándoles la mano por la cara a los “machos hispanos”… Y sin embargo, en muchos medios de comunicación se sigue con los machismos haciendo referencia a la belleza de estas mujeres y no a su profesionalidad y su valía por encima de la mayoría de los deportistas españoles que se han desplazado a Río de Janeiro. ¡Da asco!.

Hoy un afincado en baleares de padre inglés y madre alemana, nacionalizado español (¡¡véis como la diversidad suma!!!) ha ganado el oro en piragüismo.

Y con todo este escenario, lo que están consiguiendo es que los espectadores ya no acudan ni a los estadios (ni a las urnas), Penoso ver las gradas brasileñas casi vacías en unos Juegos Olímpicos que la mayoría del País no deseaba…, excepto cuando los vecinos argentinos las alegran con sus barras.

Pues lo dicho apreciados políticos o empezáis a jugar en equipo o no vayáis ni a los Paralímpicos (con todo el respeto y admiración a los deportistas paralímpicos) Tal vez si hablasen un poco más con la mañica Teresa Perales, con sus 22 medallas es la deportista paralímpica con más medallas, les podría dar unas sesiones de esfuerzo que les irían de fábula.

 

CERVECITA BIEN FRÍA

A tres días de las vacaciones hago balance de estos siete meses del 2016 y no puedo más que sentirme un privilegiado. Tengo una familia maravillosa, Marga, mi mujer “me aguanta” mis imperfecciones, que son muchas, por lo mucho que me ama, Ricard y Andrea, mis hijos son maravillosos y estoy orgulloso de ellos, mis padres todavía viven y algún fin de semana puedo disfrutarlos…, o sufrirlos…,con los achaques típicos de la edad, me despierto, cuando duermo en casa, viendo el mar, desayuno con Lagún y Ura, mis perros, trabajo en aquello que me apasiona y hay mucha gente que reconoce mi labor.

Disfruto y me reto intelectualmente, dia a día, con mis amigos. ¿Qué más puedo pedir?. He podido aportar mi “ínfimo granito de arena” a causas solidarias, en España, en Latam, en la India…, ¿se puede pedir más?.

Mis amigos Tiki y Juan me recomendaron una entrevista de 5’ de mi gran amigo Ricardo Darín, POR FAVOR NO DEJÉIS DE VISUALIZARLA Y VIVIRLA. Pocas veces me he sentido más identificado con alguien. Así me siento yo, poder decir NO a alguien que cree que puede “comprarte”, a alguien que considera que el dinero lo es todo, a alguien que no tiene ni honestidad ni credibilidad y que sin embargo se creen que con dinero todo se compra… Qué satisfacción decir NO a estas personas “desgraciadas”. Por supuesto que nada es un camino de rosas, por supuesto que algunos que leeréis estas líneas diréis que es fácil hablar así para mi, te entiendo, tu situación no es la mía, disculpa puesto que no es mi intención hacerte daño. Por supuesto que hay mucha gente que quiere “hacerte la cama” o como dicen en Argentina “serrucharte el piso”, por supuesto que hay gente que te hace una cara delante de ti y luego cuando te das la vuelta te apuñala, por supuesto que hay miserables en esta vida, por supuesto que hay gente ruín, por supuesto que hay dolor, injusticia, deslealtad, ¿pero que hacemos para poner nuestra pequeña pica en Flandes?.

Lee un buen libro, este verano, tómate una cerveza bien fría (o tu bebida preferida), cárgate de energía para que a tu regreso puedas hacer algo de lo que te sientas satisfecho cuando hagas balance.

Son aquellas pequeñas cosas, como dice Serrat…

Te dejo con Darín y FELIZ VERANO

TheVisualDayMadrid184 2

Un servidor Norbert Monfort, casado y mayor de edad, vecino de Sant Vicenç de Montalt (Barcelona), hijo de Dolores y de Norberto, de profesión formador/consultor, natural de Barcelona según obra en el registro civil, hoy lunes 21 de Junio de 2016, con las fuerzas de que dispone, atentamente expone:

Que confío en la naturaleza humana, confío en la amistad, confío en las personas, confío en mis colegas, confío en mis colaboradores, confío…, CONFÍO… y voy a seguir confiando…

Pero ¡qué harto estoy de todos aquellos que mi gran amigo Joan Manuel Serrat cita en su canción “Algo Personal”…! (escuchale, hacerlo es siempre un placer y una Master Class para la vida)

Managers que no os planteáis que estáis dónde estáis por que vuestros colaboradores se están dejando su “conciliación” por llegar a objetivos. Dejad de pedir que os sirvan y servidles. Egoistas egocéntricos que os creéis el centro del Mundo

Colaboradores que sin compromiso pasáis por la organización como zoombies sin daros cuenta que estáis desperdiciando vuestras vidas y fastidiáis a las personas que tenéis a vuestro alrededor que entienden que su labor es trascendente. Burócratas grises y amargados

Maestros que seguís considerándoos el centro del aula, que seguís pensando que impartís conocimientos en lugar de vivencias y experiencias memorables. Acomodados que no os dais cuenta de lo que estáis haciendo con la educación

Alumnos que pensáis que las aulas son un lugar para pasar el tiempo y un lugar dónde “las horas fluyen sin interés”. Chic@s la educación es lo que sobrevive cuando todo lo aprendido se olvida.

Colegas de profesión, que sin transparencia y sin la valentía de “pedir” os adueñáis de las idees de los demás y las vendéis como vuestras. Cuando os daréis cuenta del daño que estáis haciendo a esta profesión vendiendo humo. El principal indicador de honestidad y profesionalidad nos lo da el que una empresa quiera seguir colaborando con nosotros una vez hayamos pasado por ella… Evaluaros y desapareced, por favor. Pobres de espíritu y de conocimientos

“Amigos” que tan sólo os dais cuenta de que existo cuando algo necesitáis. No engañáis a nadie, se os ve venir

Gente pública que con total impunidad hacéis que me sienta avergonzado de que me representéis por comportaros sin valores y sin escrúpulos. Sois unos Perdedores

Pero como dijo Mandela parafraseando a Ernest Henleysoy el dueño de mi destino, el capitán de mi alma” no vais a conseguir que deje de confiar en las personas, no vais a conseguir que deje de seguir disfrutando de mi profesión, no vais a conseguir que siga considerándome un afortunado

 

DIGNIDAD

TheVisualDayValencia104

Si mi corazón pudiera ocuparse de pensar

Y mi cabeza empezara a sentir,

Yo vería el mundo con otros ojos

Y sabría lo que es real de verdad

(Van Morrison)

Tal vez si mi Cociente Intelectual hubiese sido superior habría logrado uno de mis deseos de adolescente, ser bioquímico. Recuerdo cuando estudiaba biología, en el colegio, siempre quería ser un Darwin. Cuando leía su frase “la supervivencia pasa por su capacidad de adaptación” nunca imaginé que me dedicaría a ello desde una disciplina tan distinta a la suya.

Cualquier programa de Management del Cambio pasa por Darwin, lástima que para muchos la ciencia y la empresa estén tan separadas. Rigor y emoción deben ir ligadas en cualquier proceso de cambio. Si no somos capaces de ilusionar, de persuadir, de seducir a las personas que tenemos a nuestro alrededor no seremos capaces de hacer que quieran ser mejores, debemos inocular virus del inconformismo, debemos querer que quieran crecer, que quieran auto-desarrollarse: Ciencia es la poesía que consigue ser demostrada rigurosamente. Si fuésemos más científicos a la hora de elegir nuestras palabras tal vez habría menos malos entendidos, pero…, también es cierto que la pasión, la vehemencia, la imperfección nos hace maravillosos.

Voltaire nos decía: “una palabra mal colocada estropea el más bello pensamiento”. Cierto, por eso hemos de ser conscientes del impacto de nuestras palabras, pero seamos naturales, seamos nosotros mismo, no nos convirtamos en auténticos robots.

John Fitzgerald Kennedy nos dejó frases para el Management, entre ellas: “Decidas lo que decidas, el 20% de las personas estará en contra”. Por supuesto, yo añadiría, “en el mejor de los casos”.

Pero que bonito es no coincidir en todo con todas las personas. Conozco a tantos pelotas en las organizaciones, que creen pueden “mantenerse” en su posición o mejorársela, por no disentir de sus superiores…. Y lastimosamente…, en ocasiones lo consiguen. El poder corrompe, pero la falta de poder corrompe absolutamente.

Los “ego-céntricos” son los creadores de nuestros amigos “los ANEURONADOS”. Sin los egocéntricos patológicos no tendrían sentido de existir. No existirían pelotas si no les retroalimentásemos.

¿Cómo es posible que haya gente que se quiera tan poco?. ¿Cómo es posible que haya personas que quieran ser auténticos títeres en manos de sus “amos”?. A tanto puede llegar nuestro auto-engaño que no somos capaces de ver lo “patéticos” que estamos siendo a los ojos de todo el mundo.

Está demostrado neurocientíficamente que a medida que vamos interiorizando experiencias nuestro cerebro está cambiando su cableado continuamente. Lo que hacemos en nuestras vidas cambia nuestro cerebro. Podemos ser, por lo tanto, los arquitectos de nuestro futuro.
¿Qué hace, entonces, que algunos de nosotros no tengamos ya esa curiosidad? ¿Dónde abandonamos nuestra avidez de aprendizaje?. ¿Dónde abandonamos nuestra dignidad?.

Las personas vendemos, tal vez sin ser conscientes de ello, lo que hacemos, vendemos nuestras ideas, vendemos nuestros proyectros. La marca de lo que vendes eres tu. Personal Branding no es más que tu imagen de marca.

¡Ahí aparece tu reputación!, esa que te vas construyendo poco a poco y con paso firme teniendo muy claros tus objetivos personales y profesionales y ahí vuelve a aparecer la palabra clave, para mi: tus valores, tu honestidad, tu credibilidad, tu autenticidad. Construye tu reputación porque ya se encargaran los otros de intentar deteriorarla…¡Demuéstrales tu resiliencia!. Nuestra coherencia interior es la clave de nuestra reputación exterior.

¿Recordáis Gladiator?. En ella Cómodo citando a su padre, Marco Aurelio, el César enuncia los cuatro pilares del comportamiento humano : sabiduría, justicia, fortaleza y templanza… asumiendo no tener ninguno de ellos… Es entonces cuando Marco Aurelio le dice: :Tus defectos como hijo son mis fracasos como padre”.

…, es el único fracaso que no soportaría